Fuera de radar

10 thoughts on “De los espacios ganados y la trampa del silencio

  1. Guao mi Masy… brillante! y sentido y padecido y con moral… No pude evitar compartirlo en face… no te etiquete por lo que hablamos… No dejes de hacer estas cosas mi coma… te necesitamos…Te quiero

  2. Cual es la locura comunista con la bendita lucha de clases, es lo que escucho siempre de cualquier pana de izquierda.

  3. Justo hoy conversábamos en clases de Psicología Critica en la universidad eso mismo. No me gusta usar adjetivos, ya que la gente se agarra de ellos para asumir cosas de mi que son mas producto de estereotipos. Pero si, soy opositor (sin creerme critico, aunque siempre me cuestiono cosas). Pero comulgo con la mayoría de las cosas que escribiste en tu texto, para no ir impulsivamente a decir que todas jaja.

    Creo que lo primero es reconocer que somos personas polarizadas, y que no tenemos verdades absolutas en nuestras manos. En el momento en el que convertimos a las personas en los problemas y no los problemas como problemas. Nos ponemos las vendas de la polarización y terminamos defendiendo lo indefendible, omitiendo lo condenable…

    • Gracias por tu comentario Jhonny. Comparto completamente tu reserva con los adjetivos. Ultimamente parece que nos hubiéramos intoxicado por ellos y todo lo que asumimos que traen consigo. Yo le apuesto a reconocer y respetar al otro como punto de partida. Nos seguimos viendo por estos lados!

  4. Mi Masa hermosa… Leerte fue un empuje, como siempre, no sólo a la reflexión, a la autocrítica, a la empatía… pero sobretodo a sentirme optimista, orgullosa de compartir espacios contigo, y acompañada en esa búsqueda de lograr en algún momento del camino ese reconocimiento “del otro”. Esto es uno de mis temas de vida (un poco trastocado y quizás “demasiado” repetido en estos últimos meses), pero me niego a dejarlo ir. Gracias por escribir, gracias por compartir, gracias por la honestidad y el respeto. Gracias por la crítica.

    • Muchas gracias por leer Mariana. Es una maravilla encontrar espacios comunes. Sigamos cultivándolos y compartiéndolos.

  5. Que tu voz, que es la de muchos, tome fuerza. Comparto las inquietudes y las molestias, comparto “la sospecha”. Tengo las ganas de que cada día más nos revisemos, en nosotros y en el otro, y llevemos el espacio ganado con gritos de conquista y no con silencio.

    • Gracias por leer, querida Jo. Creo que ese silencio pesa y entorpece, no sólo caminos individuales sino también los andares colectivos.

  6. Pingback: El lugar de Venezuela en el mundo: tumbando algunos mitos | Fuera de radar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s